MIS HISTORIAS

Bienvenido al mundo de Nidia. Un mundo de historias únicas que te envolverán. Sírvete una copa de Verdejo y adéntrate en su corazón.

Apasionada, cautivadora y con carácter. Eso dicen de mí. Me gusta la elegancia de un atardecer sobre el viñedo, el olor a hierba mojada, a vendimia y a limón y la alegría de las margaritas en el salón. Añoro la rebeldía imprudente de mi niñez. Encuentro refugio en esta cabaña, mi cabaña llena de historias que anhelo compartir contigo.


Y, ¿qué es La Cabaña? Te preguntarás… 

La Cabaña es tradición. 

Es trabajo incesante. Es sacrificio. Es recompensa. 

Es olor a vendimia. 

Es trabajo. Pasión. Naturaleza. 

Nidia
Es la calma de un atardecer
en cualquier campo de Castilla,
Es la fuerza de un batallón,
que pisa fuerte para derrumbar sus miedos.
Es como una flor en el suelo de Chernobil,
Mitad Diosa, mitad Guerrera.
La mejor mezcla.

A veces recuerdo la primera vez que te vi,

destacando entre los demás, elegante y joven. 

¡Cómo si no tuvieras otra cosa que hacer en la vida!

Otras veces, me acuerdo de la primera vez que besaste mis labios,  

y ese sabor a uva, al atardecer y a momentos increíbles.

Llevamos muchos días de confinamiento y, aunque afortunadamente, ya vemos la luz al final del túnel, todavía quedan muchas horas en casa. Así que hoy os traemos un entretenimiento que hemos preparado con todo el cariño para los más pequeños. 

El protagonista de nuestro vino Equis es un marinero que busca un tesoro, pero no uno normal pues, para él, su mayor tesoro es aquello que le hace feliz: ¡su viñedo! Porque no siempre los tesoros están dentro de un cofre, a veces tienen forma de lugares o de momentos o de personas. Él decidió marcar La Cabaña con una X (Equis) para saber dónde volver siempre que se encuentre perdido. 

HUELE A VINO.

A días interminables en La Cabaña. A sol y a tierra húmeda. A que más da si es época de vendimia. A tómate otra copa de Nidia que mañana será otro día. A ausencia de voluntad y falta de responsabilidad cuando tú tez se vuelve morena y tus ojos se oscurecen como los colores ocre de los campos de Castilla. 

SI, podría vivir de la recolección de vid durante todo el año. Tradición de abuelos a padres, a hijos y a nietos. 

Abril es renacer. 

Es una nueva oportunidad, un nuevo comienzo. 

Es la ilusión de verte revivir. 

Lloras, pero sé que es un llanto de esperanza, 

de alegría después del letargo del invierno. 

Lo llaman “despertar biológico” pero yo prefiero llamarlo “vuelta a la vida”. 

Esta emocionante maravilla de la naturaleza me sorprende y aviva cada mes de abril. 

Lloro del viñedo

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.